EN EL AIRE DE LAS BOCAS

Sentirnos invadiendo
el aire de las bocas
todo el ser al instante 
se humedece
un grito se derrama en un silencio inocuo: 
que provoca,el mas temible vals de sensaciones.

Tu cuerpo vibra
junto al mío
extasiados. devorándonos
sin demora
porque olvidamos entre nuestros  brazos
todo juicio
y nos entregamos a las ganas
como un vicio.
Deslízamos nuestros cuerpos,
derretidos sumergidos
entre  ansias, 
pues no solo es el deseo 
el que ama. 
Es el corazón quien sin duda
nos reclama.

3 comentarios:

Menta dijo...

NO SE QUE SUCEDE CON EL BLOG,UFFF ME DA CIERTA MOLESTIA.DISCULPEN

Katrina dijo...

El final me ha encantado
"pues no es solo el deseo
el que ama
Es el corazón quien sin duda
nos reclama"

una forma hermosa de capturar tan bellos sentires.
Saludos

Cazador De Versos dijo...

Hay talento. Cuidado con el manjar.